Europa Rep. Checa

Praga día 1

on
1 agosto, 2017

Primer día en Praga, y día intenso. Hoy intentaremos ver toda la parte vieja y el Castillo, pero si no nos diese tiempo a ver algo siempre podemos dejarlo para uno de los dos días siguientes, que van a ser más relajados.

Empezamos desayunando en nuestro hotel, el Fusion Hotel, ahora llamado NYX Prague. Con las pilas recargadas ponemos rumbo a la plaza de Wenceslao, muy cerca de nuestro hospedaje. Este antiguo mercado de caballos fue testigo de acontecimientos históricos: la manifestación contra la brutalidad policial en noviembre del 89, que inición la Revolución de Terciopelo. En la plaza vemos una estatua ecuestre de San Wenceslao, patrón de Chequia, y frente a esta encontramos el Museo Nacional.

Deshacemos el camino y pasamos frente al Museo de Alfons Mucha, famoso artista checo y uno de los máximos exponentes del Art Nouveau. Dejamos a nuestra espalda el Museo del Comunismo y, siguiendo la calle Na příkopě, llegamos a la Casa Municipal, el edificio Art Nouveau más destacado de Praga. En la parte superior se encuentra la Sala Smétana, un teatro donde el 28 de octubre de 1918 se proclamó la República de Checoslovaquia. 

 

Casa Municipal

El Camino Real era el recorrido que seguían los reyes el día de su coronación en dirección al Castillo. Lo empezamos en la Torre de la Pólvora, que recibe su nombre del polvorín que acogió durante el siglo XVII. Por unas 90 CZK podemos subir a lo alto de la torre. Siguiendo el Camino Real por la calle Celetná, y antes de llegar a la Plaza Vieja, nos encontramos a nuestra derecha con la Iglesia de Nuestra Señora de Týn. Esta edificación gótica destaca por sus dos torres, Adán y Eva, de 80 metros de altura. La fachada se encuentra tapada por casas que dan a la plaza. Esto se debe a que los comerciantes establecidos en Praga pasaban sus horas entre el mercado de la plaza y sus casas. Para no tener que desplazarse para oír misa decidieron construir una iglesia que se comunicase directamente con sus viviendas. Este pasadizo todavía lo podemos observar hoy en día. Es el pequeño puente cubierto que vemos a la izquierda de la Catedral. 

Iglesia de Nuestra Señora de Týn

Llegamos a la Plaza Vieja, centro de la vida pública de la capital desde la Edad Media. En el centro de la plaza encontramos el monumento a Jan Hus, que fue un rector universitario, filósofo y sacerdote quemado en la hoguera por herejía. Se dice que en el momento de morir dijo: “Pueden matar al ganso (en checo “hus” significa ganso), pero dentro de cien años aparecerá un cisne que no podrán quemar”. Quizás un presagio de la aparición, un siglo después, del reformador alemán Martín Lutero. Su muerte desencadenó las llamadas “guerras husitas“, que enfrentaron a católicos y protestantes de la Bohemia durante varias décadas.

En una esquina de la plaza tenemos la Iglesia de San Nicolás (no confundir con la de Malá Strana), una iglesia barroca que actualmente se utiliza como sala de conciertos. Pero el edificio que domina la plaza es el Ayuntamiento y su Reloj Astronómico. El Ayuntamiento fue construido en 1338 como sede del gobierno autónomo de la Ciudad Vieja. En la acera de enfrente podemos observar 27 cruces que recuerdan a los 27 ejecutados por participar en una revuelta contra los Habsburgo en el 1422. En el edificio podemos observar la torre del reloj, de 50 metros de altura, a la cual podemos subir por 130 CZK. Aquí se encuentra el famosísimo Reloj Astronómico. Fue construido por el maestro relojero Hanus, del cual se dice que dejaron ciego para que no pudiese repetir una obra de esa belleza,  y perfeccionado por Jan Taborsky en el siglo XVI. El reloj se divide en tres partes: La esfera inferior representa los meses del año mediante pinturas realizadas por el maestro Mánes. Se aprecian también los signos del zodiaco y el escudo de armas de la Ciudad Vieja. Y a los lados podemos ver cuatro esculturas: un filósofo, un ángel, un astrónomo y un orador. La esfera superior representa las órbitas del sol y de la luna, y al lado tenemos cuatro figuras: el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte. Y encima de ésta aparecen los doce apóstoles cada vez que da las horas (entre las 9 de la mañana y las 11 de la noche). Aprovechamos para recargar energías comiendo algo en alguno de los puestos de comida que hay en la plaza.

Reloj astronómico

Con el estómago lleno continuamos el Camino Real por la calle Karlova y antes de llegar al Puente de Carlos nos encontramos a nuestra derecha el Clementinum. El edificio, segundo complejo arquitectónico más extenso de la ciudad tras el Castillo, es hoy en día la sede de la Biblioteca Nacional, además de utilizarse para conciertos de música clásica. La única opción para visitarlo es a través de una visita guiada en inglés que cuesta 220 CZK, en la que se recorre la Capilla de los Espejos, la Torre Astronómica, de 68 metros y con una vista 360° del centro histórico, y la Biblioteca Barroca.

Continuamos por el increíble Puente de Carlos, que comunica la Ciudad Vieja (Staré Město) de la cual venimos con la Ciudad Pequeña (Malá Strana). El puente fue construido en 1357, mide más de 516 metros de largo y casi 10 de ancho, y cuenta con 30 estatuas de santos, entre ellas la de San Juan Nepomuceno, arrojado al río desde el puente en 1397 por orden de Wenceslao IV.

Puente de Carlos

Volvemos al Camino Real y continuamos hasta el Castillo subiendo por Mostecká siguiendo los carteles informativos. Una vez llegamos nos dirigimos a comprar las entradas. Hay varias opciones según las visitas, pero optamos por el circuito B por 250 CZK. Debemos saber que varios lugares del Castillo se pueden visitar sin pagar entrada, como la Catedral.

El Castillo de Praga fue construido en el siglo IX y es el Castillo más grande del mundo, con 570 metros de largo y 130 metros de ancho. Aunque debemos saber que no se asemeja a un castillo tradicional, sino que está compuesto de un conjunto de palacios conectados por patios y callejuelas

 

Empezamos la visita por la Catedral de Praga o San Vito.. En el interior de este edificio gótico se encuentran los restos de San Wenceslao, las tumbas de los reyes checos y la Cámara de la Corona, donde se guardan las Joyas de la Coronación. Destacan también la vidrieras, una de las cuales diseñó Mucha.

Catedral de San Vito

El siguiente edificio que vemos es el Antiguo Palacio Real. El origen del edificio es un antiguo palacio de madera del siglo IX. En el Salón Ladislao, el principal del palacio, encontramos unas réplicas del tesoro de la corona.

Al salir del palacio nos encontramos la fachada roja de la Basílica de San Jorge, y sus dos torres blancas. La antigua basílica fue fundada en el 920, y ampliada en el 973 con la construcción del convento, que en la actualidad acoge una colección de arte bohemio del siglo XIX.

La siguiente visita, e igual la más esperada del castillo, es el Callejón del Oro. Se trata de una pequeña callejuela que conservas sus pequeñas casas medievales que antiguamente eran habitadas por talleres de artesanos. En la casa 22 vivió Franz Kafka entre 1916 y 1917.

Al final del callejón encontramos la Torre Daliborka, que en sus comienzos albergaba a miembros de la nobleza, y posteriormente se convirtió en la prisión de la ciudad. En su interior encontramos una exposición de instrumentos de tortura.

Ésta fue la última visita del día, ahora toca volver paseando hasta el hotel, parando antes para cenar.

TAGS
RELATED POSTS
Praga día 3

20 septiembre, 2017

Praga día 2

9 septiembre, 2017

3 DÍAS EN PRAGA

28 marzo, 2017

LEAVE A COMMENT