QUE VER EN HVAR
Croacia

Qué ver en Hvar

on
7 noviembre, 2018

Hvar es la principal población de la isla homónima. Es la isla más larga del adriático (casi 300 km²).Cuenta con una vegetación típica mediterránea, como son pinos, romero o lavanda, el souvenir típico de la isla. La ciudad debe la mayoría de sus construcciones a los venecianos, dominadores de la isla e imitadores del estilo que imperaba en su ciudad. Gracias a ello hoy podemos contemplar una pequeña Venecia en Hvar. Hay innumerables visitas por la isla, sobre todo llevando vehículo propio o alquilando uno al llegar, pero aquí te enumeramos qué ver en Hvar ciudad.

Para acceder a la isla tomamos un ferry desde Split. Hay un par de compañías, Kapetan Luka y Jadrolinija, que conectan Split con Hvar y Stari Grad, la otra principal población de la isla. Es recomendable pasarse por sus casetas, en el muelle de Split, uno o dos días antes para consultar horarios y comprar los boletos. Si es temporada alta y viajamos con coche recomendamos comprar los billetes con la mayor antelación posible y presentarse una hora y media antes de que salga el ferry. El barco nos deja en el muelle de Hvar, que se encuentra junto a plaza del pueblo y presenta el inicio de nuestra ruta por esta maravillosa isla.

Fortaleza Španjola

Es lo primero en lo que te fijarás al llegar a la isla. Este edificio militar fue construido en el siglo XVI, en época veneciana, en una colina que domina la población. Se le puso “la españolaen honor a los ingenieros españoles que participaron en su construcción. Fue de vital importancia para la población local cuando, en el mismo siglo XVI, los turcos invadieron la isla y los habitantes se refugiaron dentro del edificio, salvando así la vida.

Se llega después de subir a través de una calle empinada. Una vez arriba, además de disfrutar de las vistas, encontramos un museo con ánforas y otros restos de naufragios de la zona (además la cartelería está en español). Si quieres disfrutar del mejor atardecer de la isla, éste es tu lugar.

Fortaleza Španjola

Fortaleza Španjola

Plaza de San Esteban

Supongo que esperarías encontrar la plaza más grande de Dalmacia en Split o en Dubrovnik, pero no. La plaza más grande se encuentra en Hvar, ocupando una superficie de 4.500m². Es el centro neurálgico de la ciudad, rodeado de numerosos restaurantes, cafeterías y de los edificios más representativos de Hvar. Se la conoce simplemente como pjaca.

Catedral de San Esteban

El siguiente edificio que domina el skyline de Hvar es la Catedral de San Esteban. El templo actual ocupa el lugar donde estuvo un monasterio benedictino. Del edificio destacamos dos cosas: su campanario de 4 plantas, divisible desde cualquier parte de la ciudad; y su fachada oeste, con un trifolio que representa la Santísima Trinidad.

Catedral de San Esteban Hvar

Catedral de San Esteban

Arsenal

Sentimos especial predilección por los arsenales, y no podíamos dejar de visitar el de Hvar. Un arsenal es un edificio, normalmente muy próximo al mar, en el que se contruyen, reparan y conservan buques de guerra, armas y municiones. El edificio público más importante de la ciudad se construyó entre los siglos XIII y XIV, y fue renovado después de la invasión turca. Hoy se utiliza como sala de exposiciones, permitiéndonos disfrutar de su peculiar arquitectura.

Interior del Arsenal de Hvar

Interior del Arsenal

Teatro histórico

Este teatro, situado en el piso superior del Arsenal, fue construido en el 1612, y así lo atestigua la inscripción en el dintel de la puerta de entrada: ANNO SECVNDO PACIS MDCXII (indicando que el 1612 era el segundo año de paz en la ciudad). Es uno de los teatros más antiguos de Europa, y presenta un aspecto neobarroco tras una remodelación a mediados del XIX.

Logia

La Logia que contemplamos hoy en día no es la primera que hubo en la ciudad. Se sabe, por menciones en escritos, que hubo una logia anterior al siglo XIII, pero se desconoce su aspecto y ubicación. La que podemos ver hoy es un edificio de principios del XVI. Como casi todos los edificios de Hvar, tuvo que ser reconstruida tras la invasión turca. Sirvió como tribunal de justicia. Junto a la logia se encontraba el Palacio del Rector, que fue destruido para construir el Hotel de la emperatriz Isabel de Austria. En este período la logia se usó como cafetería del hotel y punto de reunión para la élite social de la isla. 

Logia de Hvar

Logia de Hvar

Torre del reloj

Al lado de la logia podemos ver la torre del reloj o leroj. Originalmente formaba parte de las murallas de la ciudad y pertenecía al citado Palacio del Rector. En el siglo XV se le añade el reloj. La campana data del siglo XVI. 

Convento Benedictino

Se trata de un conjunto de edificios, ya que tenemos el Convento Benedictino, del siglo XVII, y la Iglesia barroca de San Antonio, del mismo siglo. Dentro de la iglesia hay una exposición de arte y encajes con hilo de áloe, una técnica de encaje utilizada por las monjas y que figura en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

Monasterio Franciscano

El monasterio, junto con la Iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia, son construcciones del siglo XV. Del conjunto destacamos tres cosas: debajo del altar mayor está enterrado el poeta y dramaturgo Hanibal Lucić, originario de Hvar; el ciprés del jardín exterior, de unos 400 años; las obras de arte que guarda el complejo, como el fresco “La última cena”, o las estatuas del exterior.

Monasterio Franciscano de Hvar

Monasterio Franciscano de Hvar

Iglesia de San Marcos

La iglesia de San Marcos se abandonó en 1808, y hoy se utiliza para distintos eventos (cuando la visitamos estaban preparándola para una boda). El pequeño cementerio de la entrada acoge las tumbas de numerosos nobles de la isla. Aquí pudimos ver una de las estatuas más bonitas de todo nuestro viaje por Croacia.

Estatua de la Iglesia de San Marcos

Estatua de la Iglesia de San Marcos

Islas Pakleni

Frente a la ciudad de Hvar hay un archipiélago de unas 20 islas conocidas como islas Pakleni. La más grande de ellas es San Clemente, con su famosa playa Palmizana (una parte de la playa está reservada para uso nudista). Si quieres visitar alguna de estas islas solo tienes que tomar un taxi-boat en el puerto de Hvar. Allí te informarán de los horarios de regreso.

Playas de Hvar

Aunque la isla cuenta con numerosas playas, nosotros mencionamos las tres calas urbanas que nos encontramos. Por proximidad elegimos la primera de ellas, Lučica, que se encuentra junto al monasterio Franciscano. Una pequña cala de piedras (como en toda Croacia) donde pagas por utilizar las tumbonas allí dispuestas. No es que sea un playa de ensueño (no lo es), pero sí que es un buen sitio para descansar y tomar un poco el sol.

*Dónde comer

No siempre recomendamos restaurantes en nuestras listas, pero esta vez nos encontramos una joya que  queremos compartir con nuestros lectores. El restaurante Dalmantino, en la calle Sveti Marak (a dos pasos de la Plaza) tiene una carta corta, pero que rebosa calidad. Se basa en en cocina mediterránea y los precios no son caros. El servicio es perfecto (algo que a veces echamos de menos en Croacia). Además nos invitaron a un vino dulce de bienvenida y a dos chupitos caseros a modo de despedida. 

Lubina con tapenade

Hvar

TAGS
RELATED POSTS