qué ver en zurich
Suiza

Qué ver en Zurich: mi top 10

on
21 agosto, 2018

Hoy descubriremos qué ver en Zurich, una ciudad del norte de Suiza, pero debemos saber un poco de su historia para entender lo que la ciudad es hoy. Lo que hoy conocemos como Zurich era llamada en su día Turicum. No era más que un fuerte y una aduana construidas por los romanos debido a su situación estratégica a orillas del Limmat. Este puesto creció hasta convertirse en la ciudad de Zurich en el siglo X. En la actualidad es una de las ciudades con más renta per cápita, y por ello, una de las ciudades más caras del mundo, pero no tenemos que hipotecarnos para conocer la ciudad, y con nuestro top 10 de qué ver en Zurich podrás comprobarlo.

Jardín Botánico

El jardín botánico de Zurich pertenece a la Universidad, pero su visita es gratuita. Cuenta con jardines al aire libre y tres invernaderos, cada uno de ellos dedicado a un hábitat. La cúpula más grande alberga gran variedad de plantas tropicales. Las otras dos muestran plantas de la sábana y subtropicales. Es una buena oportunidad para desconectar del trasiego de la ciudad y aprender un poco sobre diversas plantas y árboles. 

Jardín Botánico de Zurich

Panorámica del Jardín Botáncio de Zurich

Sus iglesias medievales

Hay en Zurich cuatro iglesias medievales que, por una u otra razón, destacan sobre el resto de templos de la ciudad:

Grossmünster (catedral grande) es una iglesia que data del siglo XII. La leyenda nos cuenta que fue fundada por Carlomagno, pero su importancia reside en que la reforma protestante se inició entre sus muros. Sus dos torres dominan el skyline de la ciudad, siendo visibles desde casi cualquier parte de Zurich. Además es posible subir a sus torres por 2 francos.  

Wasserkirche (o iglesia del agua) se encuentra sobre el río Limmat, entre Grossmünster y  Fraümunster. En su cripta se conserva la piedra donde, supuestamente, fueron ejecutados los mártires cristianos Félix y Régula. Tanto la iglesia como la cripta son visitables. 

Al cruzar el río llegamos a la tercera iglesia medieval, la Fraumünster. La iglesia es lo único que se conserva de una antigua abadía fundada a mediados del siglo IX. Hoy la iglesia destaca por las impresionantes vidrieras obra de Augusto Giacometti y, sobre todo, de Marc Chagall. Si podéis id a primera hora, cuando los primeros rayos de sol entran en el templo.

Piterkirche es la iglesia más antigua de Zurich, ya que se construyó en el siglo VII sobre un antiguo templo romano. En su campanario sobresale el reloj, considerado el más grande de Europa. 

Estatua de Hans Waldmann con la iglesia Grossmünster

Estatua de Hans Waldmann con la iglesia Grossmünster al fondo

Paradeplatz

La Paradeplatz es el corazón de la Bahnhofstrasse, un bulevar comercial de renombre mundial. Además el nombre de la plaza tiene historia: en el siglo XVI se le llamaba Säumärt (mercado de los cerdos) por un mercado de ganado que se celebraba allí. A principios del XIX su nombre cambió a Neumarkt (nuevo mercado) con el aumento de los negocios. A mediados de siglo cambió de nuevo a su nombre actual, Paradeplatz. Hoy en día la plaza es famosa por albergar la mayoría de las sedes de los principales bancos suizos (el chiste con el primer uso de la plaza es demasiado obvio).

Weinplatz

A la orilla del río y frente al Rathausbrücke y al ayuntamiento, se encuentra la Weinplatz. Aquí se encontraba el mercado de grano hasta e año 1620. Su nombre viene de la fuente de Weinbauer, que representa a un viticultor suizo con una cesta de uvas, y que se colocó en la plaza en 1909.

Viticultor de la fuente Weinbauer

Viticultor de la fuente Weinbauer

Rathaus

Y cruzando el Rathausbrücke llegamos al ayuntamiento o Rathaus, un edifico renacentista de finales del XVII construido sobre el río. Lo sorprendente viene cuando descubrimos que ¡el actual es el tercer ayuntamiento en el mismo emplazamiento! El primer ayuntamiento se construyó en el siglo XII, y el segundo en el siglo XIV.

Miradores de Zurich

A pesar de contar con varios miradores, y que uno lo ponemos en un punto a parte por encontrarse fuera de la ciudad, nos quedamos con dos: Lindenhof y el de la Universidad.

El mirador de Lindenhof se ubica donde hubo un asentamiento celta y un fuerte romano. Se encuentra en la orilla oeste del río.

En la otra orilla se encuentra el mirador de la Universidad de Zurich. Esta  institución es la más grande de Suiza (cuenta con más de 24.000 alumnos) y fue la primera universidad de Europa fundada por el propio Estado y no por un monarca o confesión religiosa. Desde el mirador obtenemos una bonita vista de las torres de Zurich.

Polybahn

Y para subir hasta la universidad una manera chula es en Polybahn. Es un funicular de finales del siglo XIX que funcionaba con contrapesos de agua, hasta que se renovó para funcionar con electricidad. El billete cuesta 1,20 CHF y aunque es un poco “turistada” (el viaje dura menos de dos minutos) nos subimos en él.

Polybahn Zurich

Polybahn

Stüssihofstatt

Una pequeña plaza que une la ciudad alta con la baja. Construida a finales del siglo XV, en ella se encuentran edificios de los antiguos gremios, como el de los sastres, y la fuente de Stüssi, un antiguo alcalde de la ciudad. 

Sus bares históricos

Zurich cuenta con lugares por los que pasaron personajes de gran relevancia o en los que ocurrieron hechos históricos (como el surgimiento de movimientos artísticos), y dos de estos sitios eran bares.

En el Cabaret Voltaire, un reconocido club nocturno, se reunían célebres personajes como Tristan Tzara o Hugo Ball, que fundó la revista “Dadá” en este mismo local. Incluso llegaron a montar un teatro en la planta baja. Hoy en día se reconoce al Cabaret Voltaire como lugar de nacimiento del Dadaísmo, y el ayuntamiento lo ha transformado en el museo cafetería “Dadahaus” que cuenta con una sección especializada en el citado movimiento de vanguardia.

El Café Odeón fue lugar de refugio para muchos intelectuales y artistas de la época: Albert Einstein, Klaus Mann, Stefan Zweig, James Joyce…, incluso Lenin pasó horas aquí mientras tenía lugar la I Guerra Mundial. 

Monte Uetliberg

El Uetliberg es un monte de 871 metros de altura que se sitúa en las afueras de Zurich.  En lo alto se encuentra una torre de televisión, de 72 metros de altura, a la que se puede subir para obtener unas increíbles vistas de la ciudad, el lago Zurich, el valle de Limmat y los Alpes. Se accede en tren pero nosotros, tras una aventura que casi acaba en un terraplén, llegamos en coche (nada recomendado). Para la visita en tren calcula unas dos horas en total.

Vista nocturna de Zurich desde el monte Uetliberg

Vista nocturna de Zurich

*Comprar chocolate en Zurich

A todos nos viene a la mente el chocolate cuando escuchamos el nombre de Suiza. Queríamos hacer acopio de una buena cantidad de chocolate de buena calidad, y en todas las guías nos recomendaban la misma chocolatería: Laederach. Laederach es una casa especializada en chocolate suizo fundada en 1962. Sus productos no son baratos (casi nada lo es en este país) pero nuestra familias y amigos quedaron encantados con el sabor de sus bombones, por lo que os la recomendamos para hacer una parada antes de abandonar la ciudad.

Chocolatería Laederach en Zurich

Expositor de la chocolatería Laederach

**Recomendación para Comer

El Hotel Adler para dar buena cuenta de un par de raclette (de carne y de salchichas). Las dos raclette y dos aguas nos costaron 83,5 CHF (unos 77,5 €).

TAGS
RELATED POSTS