Enoturismo

Quinta de Couselo

on
15 noviembre, 2018

En una nueva visita a la DO Rías Baixas, nos toca visitar la bodega Quinta de Couselo. La bodega se encuentra en el Rosal, la subzona más meridional de las 5 que componen la DO Rías Baixas. La historia de la bodega comienza a 15 km de su ubicación actual, en la población de Oia. En esta localidad, a orillas del Atlántico, la Orden Cisterciense comienza a construir un monasterio en el año 1136. Aprovechando la tradición vitivinícola de la orden, esta comenzó a comprar propiedades en el valle del Rosal. Entre estas propiedades se encontraba la granja da Cheira en el lugar de Couselo, lo que hoy conocemos como Quinta de Couselo. La propiedad pasó a manos privadas tras la desamortización de Mendizabal, en 1835. Hoy la bodega pertenece al grupo “Grandes Pagos Gallegos de Viticultura Tradicional”, un grupo vitivinícola que, liderado por el enólogo José Manuel Martínez Juste, cuenta con presencia en 3 de las 5 denominaciones de origen gallegas.

Logo Quinta de Couselo

Logo Quinta de Couselo

La finca

La bodega cuenta con dos fincas de su propiedad: “A Cheira” (también conocida como “da Quinta”) y “O Sobral“.

  • A Cheira es la finca principal. Es un terreno de dos hectáreas de extensión, donde se localiza la bodega y plantaciones de albariño (de más de treinta años), loureira y caiño blanco en emparrado. El muro original, construido por los monjes cistercienses, todavía se mantiene en pie limitando la propiedad. El río Tamuxe, último afluente del Miño antes de desembocar en el océano Atlántico, limita la finca por el suroeste. Y, para darle aun más encanto a la quinta, también se encentran aquí los dos pinos piñoneros que forman el logo de la bodega.
    finca a cheira

    Finca “A Cheira”

  • O sobral es la otra finca de la bodega. Cuenta con siete hectáreas de extensión, en las cuales se plantan más de tres de albariño, más joven que el de a Cheira, combinando la plantación de espaldera y en emparrado. 

Además de utilizar la uva de sus dos terrenos, la bodega también compra uva de otras fincas del Rosal con las que se tienen acuerdos de colaboración con los propietarios, y cuyo proceso de cultivo es supervisado por el equipo de Quinta de Couselo. 

El edificio

La bodega cuenta con dos edificios: la Quinta Couselo y la nueva bodega. 

  • La Quinta Couselo es una antiguo pazo de 1800. Aquí se realizó la vendimia y todo el proceso de elaboración hasta el 2013. Con la construcción de la nueva bodega, la Quinta Couselo se dedica al pequeño departamento de I+D y a las catas, que pueden ser en su terraza superior o en un salón interior.
  • En la nueva bodega se realiza toda la elaboración del vino, en el que destacamos la crianza sobre lías, que está presente en todos sus caldos, y la intención de seguir siendo una bodega pequeña (unas 150.000 botellas al año) primando calidad sobre cantidad.

Imagen cortesía Quinta de Couselo

Sus vinos

La bodega cuenta con 3 marcas fijas más 1 que solo se realiza en añadas excepcionales. Replicamos la descripción de los vinos de la bodega.

  • Barbuntín

Un 100% albariño con 3 meses de crianza sobre lías. Presenta aroma afrutado y sabor a fruta fresca. 

  • Quinta de Cosuelo

El buque insignia de la bodega y, personalmente, uno de mis Rías Baixas preferidos. Un plurivarietal (90% albariño, 5% caiño blanco y 5% loureira) con 6 meses de crianza sobre lias. Intenso aroma floral y gusto afrutado y floral que da paso a sensaciones salinas. 

  • Turonia

Un monovarietal de albariño con 6 meses de crianza sobre lias. Elegante en nariz y poderoso en boca, con sensaciones florales, frutales y salinas. Destacar los numerosos premios recibidos por el Turonia, como el 1º premio en la “Festa do Alvariño” 2017 o el “Baco de oro” 2017.

  • Quinta de Couselo Selección

Esta marca se produce solo cuando se obtienen añadas excepcionales. Además no tiene una composición fija. Puede ser tanto un monovarietal de albariño como un coupage con albariño, caiño blanco y loureira. Cada año el enólogo decide si se puede producir y elige su composición. Lo que si presenta siempre es una crianza sobre sus lias finas larga, entre 26 y 28 meses.

Nuestra cata en Quinta de Couselo

La bodega es uno de los imprescindibles del Rosal, una de las zonas más increíbles de Galicia. Si te ha gustado la bodega  y quieres realizar una visita, puedes realizar una reserva a través de su página web.

TAGS
RELATED POSTS