Asia Tailandia

Tailandia día 6: Doi Suthep

on
5 enero, 2018

Hoy nos tomamos el día de relax y nos desperezamos más tarde de lo habitual. Desayunamos en una cafetería al lado del hotel y buscamos una furgoneta roja, o songthaew, que nos acerque a la universidad, que es de donde salen otros songthaew para el Doi Suthep. Una pareja de italianos están negocioando con uno, y al vernos a los 4 nos pide 200 THB en total. Nos parece mucho y Enoc y yo seguimos caminando. Pocos metros después el “taxista” acepta nuestra oferta, 150 por los 4. Llegamos a la universidad y tenemos que esperar hasta que se llene otra furgoneta (fuimos 14 personas en el mismo vehículo!). El precio está especificado en los carteles, 40 THB por subir. A mitad de camino el conductor para y nos pide el dinero a todos los pasajeros (un tanto extraño que no cobren antes o después…) y prosigue su camino hasta llegar al templo. Los montes Doi Pui y Suthep forman el Parque Nacional Doi Suthep. Aquí se encuentra el famoso templo Wat Phrat Doi Suthep. La leyenda cuenta que el rey Kue Na encaramó a lomos de un elefante blanco una reliquia de Buda. El elefante debía elegir el lugar para erigir un templo que conservara la pieza. Al subir el monte Suthep hizo sonar su trompa tres veces y se desplomó. Ese era el lugar elegido para el templo. Para acceder al templo tenemos que subir 350 escaleras flanqueadas por dos nagas (serpiente sagrada mitológica). Lo que más destaca del templo es su gran pagoda dorada y las vistas desde un mirador a Chiang Mai. Hoy había bastante niebla así que no pudimos divisar la ciudad.

Al bajar del templo hay varios puestos de comida y recuerdos. Tenía echado el ojo a una máscara que había visto en Chiang Rai (los productos son los mismos en casi todos los mercadillos). La señora me pedía 1200 THB, pero al ver que no mostraba interés fue bajando su precio hasta 800. Me pidió un precio y le dije 400, ella subió a 500 y como no aceptaba y me iba me la dejó en 400. En Tailandia hay que regatear, siempre (y me marcho con la impresión de que me podría vender la máscara más barata). En la furgoneta de bajada conocemos a Josep, un chico de Castellón que está en Tailandia por segunda vez para entrenar Muay Thai y luchar en combates locales. Nos cuenta muchas cosas de este duro deporte, y nos abre el gusanillo de ver una velada, por lo que mañana intentaremos asistir a un estadio. Josep nos muestra parte de la ciudad y se viene con nosotros a comer a su restaurante favorito, que casualmente queda muy cerca de nuestro hotel. Se llama el Dada, y por 450 THB comemos dos platos de Khao Soi, un par de cervezas y un sticky rice mango. Todo muy bueno (como casi toda la comida en Tailandia). Después de una parada en el hotel visitamos el Terracota Garden. Este recinto es el estudio/galería de Suttiphong Maiwan. Es un lugar tranquilo, con una cafetería y lleno de vegetación, donde pasear entre las figuras de terracota. La entrada es gratuita.

Callejeando encontramos varios templos dignos de ver y en los cuales casi no hay turistas (porque aquí hay turistas en todos lados). También encontramos varios mercados. En una de las múltiples agencias de la ciudad compramos tickets para dos excursiones de aventura. Enoc hará rafting con la empresa Mountain Biking & Kayaks, y yo intentaré coronar el pico más alto de Tailandia, el Doi Inthanon. La primera excursión costó 2300 THb (desde las 8 hasta las 17), y la segunda 1350 (con un horario parecido). Mañana ya os contaremos qué tal. Ya tenemos hambre, así que vamos a uno de los puestos más famosos de Chiang Mai. En Khao Kha Moo Chang Phueak un señora, con un gorro de cowboy, regenta un pequeño puesto en el que el plato estrella es carne cocida de pierna de cerdo con arroz y huevo cocido (pero poco). Por 50 THb, bebida aparte, te apañas una rica cena.

Volvemos para el hotel, pero de camino para en una farmacia para comprar algo que me alivie un dolor de garganta que arrastro desde ayer. La farmacéutica se afana por entenderme y me vende unas pastillas de una hierba medicinal india, Andrographis paniculata. Muy amable ella me explica que debo tomar dos pastillas después de cada comida. La caja cuesta 60 THB (1,5 € aprox.). Damos por concluida la jornada. Mañana a las 7 tenemos que estar preparados para más aventuras…

TAGS
RELATED POSTS