España

Visitando las Tablas de Daimiel

on
24 abril, 2019

Las Tablas de Daimiel son un humedal de Castilla La Mancha que fue declarado Parque Nacional en 1973. Antaño las tablas fluviales fueron comunes en la meseta ibérica, pero ahora las Tablas de Daimiel son las únicas que quedan en toda Europa.

Las tablas fluviales son unos ecosistemas formados en un terreno inundable adyacente a la cuenca de uno o varios ríos. Suelen aparecer en llanuras con escasa pendiente y cuencas semiendorreicas (cuencas donde el aguan no tiene salida fluvial hacia el océano).

En este caso, las Tablas de Daimiel se forman por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Guigüela, además de por las aguas subterráneas de un gran acuífero. El Parque es de gran importancia, no solo por la flora y fauna que habitan en él, sino también por las aves migratorias que pasan por la zona. 

Mapa del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

Mapa del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

¿Cómo llegar?

En las inmediaciones de Daimiel, desde la N-420, sale una carretera, de unos 11 km, que nos deja en el aparcamiento del centro de visitantes. La entrada es gratuita, y el horario es desde las 9:00 hasta las 18:30 en invierno, o las 21:00 en verano.

¿Qué hacer en el Parque?

El Centro de Visitantes nos dará la bienvenida al Parque. Se trata de un edificio de 1980, donde nos darán información, un mapa y recomendaciones para nuestra visita, además de obtener una primera aproximación al Parque en sus salas de exposición. Aquí nos informarán de los tres itinerarios de los que dispone el Parque: el rojo, el amarillo y el azul.

Sendero Tablas de Daimiel

Sendero de las Tablas de Daimiel

  • El itinerario rojo o de la laguna permanente

Esta ruta, de 800 metros, nos lleva a una laguna que cuenta con dos observatorios desde donde poder divisar aves acuáticas. Entre los dos observatorios podemos ver un bosque de ribera compuesto por álamos blancos. Esta es de las mejores zonas del Parque para ver nutrias.

  • El itinerario azul o de la torre de prado ancho

En esta ruta, de 1,5 km, pasaremos por cuatro observatorios hasta llegar al punto más alto del Parque: la torre de Prado Ancho. Desde aquí podemos obtener la mejor panorámica de las Tablas. En verano y otoño la zona suele estar seca (y a veces también en primavera, que fue cuando visitamos el parque).

  • El itinerario amarillo o de la Isla del Pan

Este itinerario circular, de unos 2 km, recorre cinco de las islas del Parque. Para ello instalaron varias pasarelas de madera, que forman la icónica imagen del Parque. También conecta con la Laguna de Aclimatación.

Pasarela de las Tablas de Daimiel

Pasarela de las Tablas de Daimiel

Nosotros hicimos una combinación de las rutas. Comenzamos por el itinerario rojo hasta los observatorios. Al volver hacia el Centro de Interpretación, enlazamos con el itinerario amarillo, recorriéndolo hasta la Isla del Pan y finalizando en la Laguna de Aclimatación.

¿Qué podemos ver?

Y decimos bien, podemos ver, porque el Parque no es un zoo. Incluso puede pasar que no veamos ningún ave en el Parque (nosotros vimos patos, una focha común y poco más). Lo mejor es que sepas que esto puede llegar a pasar, pero no te desilusiones, igualmente la visita merece mucho la pena.

Focha Común

Focha Común

Son más de 250 especies de aves las que pueblan el Parque durante el año, pero muchas solo lo utilizan en determinadas épocas del año. Hay aves que utilizan el humedal para invernar, como el pato cuchara, garza real… Otras lo utilizan para anidar y criar: martinete, garza imperial, somormujo lavanco… También están las aves que utilizan las Tablas como lugar de descanso en sus viajes migratorios (combatientes, fumarel común…) y las aves sedentarias que se pueden ver durante todo el año, como el aguilucho lagunero o el ánade azulón. 

Laguna de Aclimatación

Laguna de Aclimatación desde uno de los miradores

Podemos ver anfibios como la rana común, la rana de San Antonio, el gallipato o el sapillo moteado. 

También se pueden encontrar mamíferos como nutrias, zorros, jabalís, tejones o conejos.

Varios son los reptiles que habitan el humedal, como las culebras de agua y bastarda, y los galápagos europeo y leproso. 

Y por último, y no menos importantes, están los distintos tipos de peces que habitan en el Parque, como la colmilleja, el cacho y el calandino.

Con respecto a la flora destacamos la masiega, que forma en el Parque el mayor masegar de Europa Occidental. El taray es el único árbol que encontraremos en las Tablas. La ova, también conocida como lenteja de agua, son unas plantas acuáticas que podemos encontrar en los fondos de todo el Parque. También podemos ver espadañas y juncos marinos.

Bosque de tarayes

Bosque de tarayes

En todo el parque se respira tranquilidad. Es un lugar perfecto para desconectar y pasar horas paseando y observando la fauna local. A nosotros nos llevó una tarde visitar el parque. Tiempo suficiente para recorrer un par de rutas, sacar fotos y observar la fauna desde los miradores.

 

TAGS