Visitar el Kremlin
Rusia

Visitar el Kremlin de Moscú

on
12 diciembre, 2018

Hoy nos acercamos a visitar el Kremlin de Moscú, pero antes tenemos que conocer un poco su historia para entender bien lo que representa. A diferencia del resto de Europa, donde se amurallaba toda la ciudad, en Rusia se amurallaba la ciudadela o kremlin (Кремль), la parte central de las ciudades donde se concentraban los edificios gubernamentales y religiosos.  Algunos de estos “kremlin” sobreviven en la actualidad, como el de Kazán, y el más conocido es el de Moscú. Aunque en el siglo XII ya había una construcción defensiva, y dos siglos más tarde se realiza una muralla de piedra blanca, no sería hasta el reinado de Iván el Terrible (siglo XVI) cuando se construye una muralla de ladrillo rojo, lo que  le dio un aspecto similar al que podemos ver ahora. El Kremlin, de forma triangular, se encuentra delimitado por el río Moscova al sur, los jardines de Alejandro al oeste y por la Plaza Roja al este.

En el Kremlin de Moscú encontramos edificios gubernamentales y administrativos, que no se pueden visitar. Entre estos se encuentran la residencia oficial del Presidente de la Federación Rusa y la sede permanente del Gobierno. También hay otro tipo de edificios a los que podemos acceder, como son el Gran Palacio del Kremlin, el Palacio Estatal, la Armería y cuatro catedrales

Mapa Kremlin

Mapa Kremlin

Comprar las entradas

El Kremlin nos presenta una complicación a la hora de visitarlo: no hay una entrada única para acceder, sino que tenemos hasta seis tickets distintos para ver todos los edificios del conjunto. Ya, es un lío, pero aquí intentaremos explicarlo para que quede bien claro. Las entradas debemos sacarlas en la taquilla (13-14) y podemos entrar por tres puertas distintas, 1, 8 y 17, aunque si acabamos de comprar las entradas lo lógico es que entremos por la 1,  ya que queda al lado de la taquilla. Los diferentes tickets son:

Precio entradas Kremlin

Precio de las distintas entradas del Kremlin

Entrada para la plaza de las catedrales (500 rublos)

Con este ticket accederemos a la plaza interior del Kremlin, conocida como Plaza de las Catedrales (plaza Sobornaya). Desde aquí podemos visitar numerosos edificios (que no permiten fotos de su interior):

  • Catedral de la Asunción (número 2 dorado del mapa)

Es el principal templo del Estado Ruso, donde se realizaron las coronaciones de los zares y donde se entierra a los patriarcas de Moscú. La iglesia fue construida a finales del siglo XVI (es el tercer templo que ocupa el mismo lugar) y está profusamente decorada. Cuatro grandes columnas, también enteramente decoradas, sostienen la gran cúpula central, una de los cinco con las que cuenta la Catedral. Algunos de los iconos que podemos ver en el interior son del siglo XII.

  • Catedral de la Anunciación (3)

Esta catedral era la utilizada por los zares y príncipes rusos. Aquí era donde se realizaban las ceremonias más familiares (una especie de capilla personal, pero a lo grande).

  • Catedral del Arcángel (4)

La catedral está dedicada al arcángel San Miguel, patrón del ejército ruso. Aquí se encuentran enterrados los primeros zares y los príncipes rusos. El interior fue mandado pintar por Iván el Terrible. En las pinturas se narra la vida del arcángel. La tumba de Iván el Terrible al igual que la de sus hijos, el príncipe Iván y el zar Fiódor Ivanovich, se encuentran dentro del edificio.

Plaza Sobornaya

Plaza Sobornaya

  • Cámara del Patriarca e Iglesia del concilio de los doce apóstoles (5)

La iglesia destaca por sus cinco cúpulas azules. El iconostasio fue trasladado aquí desde el Monasterio de la Ascensión, destruido tras la Revolución de Octubre. Junto a la iglesia encontramos las habitaciones del Patriarca Nikon. La última estancia del complejo es la Cámara de la Cruz, lugar donde se celebraban los concilios. 

  • Iglesia de la deposición del manto de la Virgen (6)

Esta pequeña iglesia fue la capilla privada del Patriarca. Hoy acoge una exhibición de esculturas de madera.

  • Cañón del Zar o Tsar Pushka (8)

Este cañón, uno de los más grandes del mundo y el de mayor calibre, fue puesto en servicio por el zar Fiodor I. En el propio cañón se puede ver un relieve del Zar a caballo. Pesa 39 toneladas y está hecho de cobre. Existe una réplica moderna en la ciudad de Donetsk

Cañón del Zar

Cañón del Zar

  • Campana del Zar o Tsar Kolokol (9)

Con un peso de 202 toneladas, la Campana del Zar es la campana más grande del mundo. Fue rematada en 1735, y solo dos años más tarde fue dañada por un incendio, lo que hoy nos permite ver el grosor de la campana.

Entrada para el Campanario de Iván el Grande (250 rublos) (7)

Este edificio, de principios del siglo XVI, fue durante muchos años la construcción más alta de Moscú, y estaba prohibido construir un edificio que lo superase en altura. En el edificio podremos ver un museo de tres plantas sobre el propio campanario y sobre el conjunto del Kremlin, con antiguos mapas del mismo. También podremos acceder al mirador superior, desde donde se obtienen unas de las mejores vistas de Moscú.

Campanario de Iván el Grande

Entrada para la Armería (500 rublos) (1)

La Armería representa el museo más importante de Moscú. Su nombre puede llevarnos a engaño, ya que no solo de armas está compuesto el museo. A continuación enumeramos las diferentes colecciones que podemos encontrar en la Armería:

  • Colección de objetos de oro y plata. 

Una serie de objetos elaborados con plata y oro entre los siglos XIV y XX. Destacamos el Evangelio de Oro (1571), creado en los talleres del Kremlin y decorado con oro y piedras preciosas, y el Oklad del Icono de la Virgen de Vladimir (1657), un marco de oro decorado con diamantes, perlas y dos esmeraldas colombianas de 100 quilates cada una, que decoran el icono más venerado de Rusia. Pero lo que nos parece más impactante del museo es su colección de Huevos de Fabergé, una de las más importantes del mundo. Entre los huevos que incluye la colección destacamos “El Kremlin de Moscú“, el “Exprés Transiberiano” y “el reloj” (algunas pueden no estar en su sitio, ya que se suelen prestar a otros museos).

Huevo del Kremlin

Huevo del Kremlin

  • Lura Regalia

Esta sala contiene las coronas de los zares. El más importante es el “Gorro de Monómaco”, un gorro de oro, adornado con piedras preciosas y bordeado por piel de marta cibelina. Fue usado durante dos siglos para coronar a los zares, hasta que Catalina II lo sustituyó por la “Corona Imperial Rusa”.

Las coronas de los Zares

Las coronas de los Zares

 

  • La sala de los vestidos de coronación

Aquí se guarda distinta vestimenta de época, pero destacamos los distintos vestidos de coronación, bordados con oro y decorados con distintas piedras preciosas.

  • Sala de los regalos de los embajadores

Haciendo honor a su nombre, esta estancia contiene los regalos que los embajadores traían de sus países. 

  • Sala de los carruajes

Una de las mayores colecciones de carruajes del mundo, entre los que destaca el Trineo (que aparece en la imagen) del siglo XVIII. Nos pareció la sala más impresionante del museo (junto con los Huevos de Fabergé), y solo por ella merece la pena visitar la Armería.

  • Trineo de Elizaveta Petrovna

    Trineo de Elizaveta Petrovna

    Sala de armas y armaduras

Dos salas de la segunda planta reúnen distintas armas y armaduras, tanto de Rusia como de otros países europeos. 

  • Sala de arneses ceremoniales

La última “excentricidad” que podemos ver en la Armería es un conjunto de arneses ceremoniales y sillas de montar. Viendo el lujo de estos objetos tan superfluos, podemos entender un poco mejor el porqué de las revoluciones de principios del siglo XX.

Recomendamos comprar esta entrada en la web oficial, ya que los pases al museo son a horas determinadas, y puede que cuando queramos entrar ya no queden entradas (aunque si vas fuera de la época de navidad y verano no tendrás problema en comprar las entradas en la misma taquilla).

Entrada para el Fondo de diamantes (500 rublos) (1)

El fondo de diamantes ocupa dos salas en la planta baja de la Armería. Allí mismo se pueden sacar las entradas. La colección podría compararse a las joyas de la corona de la Torre de Londres. Reúne una colección de distintas joyas entre la que destaca la “Gran Corona Imperial de Rusia”, creada en el siglo XVIII con 5.000 diamantes para la coronación de Catalina la Grande

Entrada para la Plaza del Nuevo Kremlin (250 rublos) (12)

Con esta entrada podemos acceder a una ruta de reciente creación. Se trata de un recorrido por la “Plaza Nueva del Kremlin”, donde se realizó una investigación arqueológica para descubrir los restos del Monasterio Chudov y el Palacio del Pequeño Nicolás, que podemos ver a través de unos grandes pozos excavados en el suelo. Tanto el Monasterio como el Palacio fueron demolidos después de la Revolución del 17. 

Restos arqueológicos

Restos arqueológicos

Entrada para el Palacio Estatal del Kremlin (30 azul)

Visitar este edificio solo es posible acudiendo a alguna de las actuaciones que se celebran en él. En su página oficial se pueden consultar los distintos eventos que se van a celebrar. Aquí tiene su sede el “Ballet del Kremlin”. Si acudir al Bolshoi te parece demasiado caro, el Palacio Estatal puede ser una buena opción para ver una actuación en directo y no gastar tanto. 

Nuestra recomendación

Si te apetece ver todo el Kremlin solo tienes que quitar las entradas en taquilla y dedicarle una mañana entera (unas 5-6 horas para ver el complejo). Pero si no puedes dedicarle tanto tiempo y quieres priorizar visitas, te recomendamos que compres la entrada para la Armería. Con ella accedes igualmente a la Plaza Sobornaya, por lo que puedes ver el cañón, la campana y contemplar por fuera las distintas iglesias y catedrales. Además accederás al museo de la Armería, que fue lo que más nos gustó del Kremlin. Si tienes cualquier duda sobre la visita al Kremlin no dudes en preguntarnos en los comentarios o a través del email de Viajando el Mapa.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT