Senderismo

Ruta del salto del gitano en Monfragüe

on
27 marzo, 2018

Monfragüe es un área natural que se encuentra en la provincia de Cáceres. Atravesado por los ríos Tajo y Tiétar, fue declarado Parque Nacional en 2007 (existen 15 parques nacionales en España). Cuenta con una extensión de casi 18000 m² y es un lugar espléndido para el turismo ornitológico.

Powered by Wikiloc

Empezamos la ruta en el parking de la Fuente del Francés. El parking está justo después de un puente sobre el Tajo. Al bajar del coche ya vemos un sendero que discurre bordeando el río, y cartelería indicándonos que estamos realizando la ruta roja del parque de Monfragüe. El sendero discurre llano entre vegetación umbría.

Después de unos 2 kilómetros y medio llegamos a un mirador desde donde podemos contemplar el “Salto del gitano“.

Cuenta la leyenda que en la región vivía un gitano que asaltaba a los comerciantes con los que se cruzaba. En uno de sus atracos fue sorprendido por la Guardia Civil. Escapando de ésta llego hasta el precipicio de Peña Falcón y, viéndose sin salida, saltó por encima del río hasta llegar a otro peñasco. Al ver tal salto uno de los guardias quedó petrificado, por eso una de las rocas “tiene” forma de tricornio.

Desde aquí podemos ver a numerosos buitres leonados sobrevolando las rocas (e incluso a una pareja de águilas imperiales, alimoches, etc).

Seguimos nuestra ruta hasta que a nuestra izquierda aparece el cruce para subir hasta el castillo. La fortificación es de estilo árabe, y junto a ésta se encuentra la ermita de Monfragüe. Lo más interesante son las vistas desde lo alto de la fortaleza, desde donde se observa buena parte del parque. 

Al cruzar la fortaleza aparece un sendero por el que podemos bajar hacia nuestro punto de inicio. No es una bajada exigente y además nos deparaba una grata sorpresa.

En medio de la bajada nos encontramos con tres corzos. Nos observaron mientras intentábamos quitarles un par de fotos sin movernos demasiado y haciendo el menor ruido posible. Después de conseguir la instantánea nos despedimos de los cérvidos y proseguimos la bajada hasta llegar al coche. 

Entre el camino y el tiempo en la fortaleza sumaron 3 horas de ruta poco exigente, y con varias zonas en sombra, sobre todo al principio, por si aprieta el sol.

 

TAGS
RELATED POSTS