Europa Rep. Checa

Praga día 2

on
9 septiembre, 2017

Empezamos el segundo día madrugando para llegar los primeros a las sinagogas. Después de desayunar ponemos rumbo al barrio de Josefov, el barrio judío de Praga. La entrada para ver las sinagogas cuesta 480 CZK, e incluye la entrada a las sinagogas Pinkas, Maisel, la Española, Klausen, la Alta y al cementerio judío. Al comprar la entrada nos dan un mapa de barrio y las sinagogas. La entrada para la sinagoga Vieja-Nueva hay que comprarla en la propia sinagoga, y cuesta 200 CZK. Hay también un pase combinado para todas las sinagogas con el que ahorramos unas pocas coronas.

Empezamos el recorrido por la Sinagoga Maisel. La sinagoga fue construida entre los años 1590 y 1592 por el alcalde de la aljama judía de Praga, Mordejay Maisel. Alberga la exposición permanente del Museo Judío sobre la Historia de los Judíos en Bohemia y Moravia desde el siglo X hasta siglo XVIII.

Sinagoga Maisel

Continuamos nuestra ruta por Josefov yendo a la Sinagoga Pinkas. Aron Mešullam Horovic la mandó construir en el año 1535 entre su casa (la Casa de los Escudos) y el solar del Viejo cementerio judío. En la posguerra, la sinagoga se convirtió en Monumento en memoria de los judíos checos y moravos víctimas de la persecución nazi. En los años 1992–1996, en las paredes de la sinagoga se escribieron, a mano, los nombres de 80.000 judíos que murieron a causa del nazismo.

Sinagoga Pinkas

Desde la misma sinagoga accedemos al Antiguo Cementerio Judío. Por la antigua norma judía que impide eliminar las tumbas antiguas, se fueron amontonando unas encima de otras de forma desordenada. Alguna tumba cuenta con 12 niveles! La tumba más antigua es la del rabino Avigdor Kara, que data del año 1439. También en este cementerio está enterrado el rabino Löw, creador del famoso Golem, del que hablaremos más adelante. Se calcula que hay unas 12.000 lápidas y unas 100.000 personas enterradas.

Cementerio Judío de Praga

Continuamos el recorrido en la Sinagoga Klausen. La que vemos es una reconstrucción barroca de 1694 (la anterior se destruyó en un incendio). En su interior alberga la exposición permanente del Museo Judío.

El ticket de las sinagogas nos incluye también la entrada a la Sala Ceremonial, que es un edificio donde se recogen tradiciones y costumbres judías (casi como una continuación de la Sinagoga Klausen).

La Sinagoga Vieja-Nueva, no se puede visitar con el mismo pase, sino que hay que comprar uno nuevo por 200 CZK (que incluye un descuento para la Sinagoga de Jerusalén). Es la sinagoga más antigua de centro europa, ya que fue construida en el 1270. Se le llamaba Nueva para destarcarse de otra sinagoga más antigua en la calle Dušní. Al desaparecer ésta, y construirse otras nuevas, pasó a ser la Sinagoga Vieja-Nueva. Cuenta la leyenda que el Golem está encerrado en el desván de la Sinagoga Vieja-Nueva.

Sinagoga Vieja-Nueva

El Golem es una criatura de barro creada por el rabino Löw, que descifró la palabra que Yahvé utilizó para otorgar el don de la vida. Introdujo en la boca del hombre de arcilla un papiro con la palabra escrita y el muñeco de arcilla cobró vida. El Golem carecía de alma, y obedecía en todo al rabino. Pero antes de caer la noche debía retirar el papel de la boca del Golem para que éste no escapara a su control. Un sábado se olvidó de retirarlo, y la criatura se transformó en una fuerza destructora. Para cuando lograron retirarle el papel el Golem ya había destrozado el ghetto. El rabino escondió el Golem, y vaticinó que cuando el pueblo judío se hallase en problemas un rabino más sabio que él mismo descifraría la palabra mágica y el Golem salvaría al pueblo.

Representación del Golem

La última sinagoga que visitaremos será la Sinagoga Española. Recibe este nombre por su decoración morisca, similar a la de algunas estancias de la Alhambra de Granada. En su interior acoge una exposición sobre la historia de los judíos de Bohemia y Moravia, y un conjunto de objetos de plata aportado por las sinagogas del país.

Ahora tenemos que llegar hasta ell tranvía 22, en la parada de Malonstranská, al cruzar el Moldava. Antes del puente Manesuv nos cruzamos con el Rudolfinum, una importante sala de conciertos de estilo renacentista.

Cruzamos el puente y en la segunda calle a la derecha está la parada del 22, Malonstranská. Tomamos el tranvía dirección Vypich (ruta E-F en nuestro mapa) y nos bajamos en la cuarta parada, Pohorelec. Antes de visitar el monasterio es una buena idea comer en el parque, así que compramos algo de comer en un puesto de la zona y hacemos un cámping en el parque del monte Petrin.

Después de coger fuerzas volvemos sobre nuestros pasos para entrar en el monasterio. El Monasterio Strahov pertenece a la orden de los Mostenses y fue fundado por Vladislao II en 1143. Lo más destacado del monasterio, además de su pinacoteca, es su biblioteca. Cuenta con dos salas, la Sala Teológica Barroca y la Sala Filosófica Clasicista. La entrada cuesta 100 CZK pero no se puede acceder a las salas, solo verlas desde la puerta, por los que nos quedamos con el chasco.

Biblioteca del Monasterio Strahov

Empezamos a recorrer el Monte Petrin (que llega hasta los 140 metros de altura) dirigiéndonos a la Torre Petrin. Esta torre se construyó en 1891 para una exposición en la ciudad, y posteriormente se trasladó hasta su ubicación actual.  Es una imitación de la Torre Eiffel, y su cúspide se encuentra a la misma altura que la torre parisina. La entrada a la torre cuesta 120 CZK. A pocos metros de la torre hay un laberinto de espejos, que se puede visitar por 90 CZK

Torre Petrin

Iniciamos el descenso del monte, y después de 13 minutos andando dirección sur llegamos a la Iglesia Ortodoxa del Arcángel Miguel. Esta iglesia ortodoxa de madera con tejado de tejas, en los jardines Kinský, es una típica construcción popular de madera de la Rusia subcarpática en el siglo XVIII. 

Iglesia Ortodoxa del Arcángel Miguel

A 15 minutos andando tenemos el Memorial a las Víctimas del Comunismo. La capital checa estuvo bajo el yugo soviético entre 1948 y 1989. Para que no caiga en el olvido en el año 2002 se inauguró esta obra, que consta de 7 figuras humanas descendiendo por unas escaleras. A medida que bajan van perdiendo partes de su cuerpo, hasta que al final desaparece por completo. El año de la inauguración la estatua sufrió un atentado con bomba, sin fallecidos.

Memorial a las Víctimas del Comunismo

Nos dirigimos al Jardín Vrtbovská. De camino nos cruzamos con la Iglesia de San Lorenzo, hoy una sala de conciertos, y con la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, que alberga la famosa figura del Niño Jesús de Praga.

Llegamos al Jardín Vrtbovská, un jardín barroco de 1720. La entrada cuesta 65 CZK. Para volver al otro lado del Moldava pasamos primero por la isla de Kampa. Allí podemos ver el Molino del Gran Prior, un famoso molino de agua. Y muy cerca de éste encontramos el Muro de John Lenon, un muro que cobró protagonismo cuando en 1980 John Lennon es asesinado y esta pared se convierte en lienzo y pancarta de reivindicaciones por parte de los jóvenes de Praga contra el régimen comunista que gobernaba en la época.

Muro de John Lenon

Toca retirada. Cenar algo por el centro y disfrutar la noche de la capital checa.

TAGS

1 agosto, 2017

20 septiembre, 2017

RELATED POSTS