Galicia

Ruta por los murales de las superabuelas

en
27 mayo, 2020

Nací en el rural gallego, en un pequeño pueblo del interior. Desgraciadamente mis abuelas fallecieron, pero cuando pienso en ellas las recuerdo siempre trabajando. Abuela Josefina tenía una granja en la aldea. Se ocupaba de llevar las vacas a pastar, de ordeñarlas (y las vacas no entienden de festivos), plantar el maíz, preparar las mejores filloas da pedra, apañar as patacas… Abuela Mercedes regentaba un bar. En él se encargaba de preparar los callos los días de feria, de visitar todos los días el mercado buscando los mejores productos y regatear para conseguir el mejor precio. Cuando tenía un rato libre se iba a su huerto, donde plantaba nabizas, lechugas o patatas para autoconsumo. Por supuesto ambas se ocupaban de la comida, de limpiar la casa, de cuidar la familia, de remendar la ropa… Auténticas superheroínas (superabuelas) que, como la mayoría de las abuelas de Galicia, se diferencian del resto de superhéroes por su traje. Y es que el mandil es el auténtico traje regional, el uniforme de todos los días tanto para trabajar fuera como en casa (excepto para ir a la iglesia). 

Joseba Muruzábal, conocido en el mundillo como Yoseba MP, es un pintor de Cambre, un pueblo cercano a Coruña. En su intento de homenajear a todas estas abuelas creó la serie Fenómenas do rural, una serie de cuadros y murales que retratan a la auténtica mujer rural gallega. Hoy os llevamos a conocer todas las superabuelas que Joseba ha retratado en murales repartidos por Galicia.

 

A greleira de 50 pés

El primero de los murales nació en 2016 para el festival de pintura urbana Desordes Creativas, en Ordes. La carretera que lleva al pueblo es la N-550,  el eje que vertebra Galicia desde A Coruña a Tui. Al tramo de carretera antes de llegar a Ordes se lo conoce como la ruta do grelo, ya que algunas mujeres se ponen al pie de la carretera a vender los excedentes de sus cosechas. Con esta idea en la cabeza y con Lola, la abuela de una amiga, crea A greleira de 50 pés. Se inspiró en la película de los 50 El ataque de la mujer de 50 pies, y con este mural nacían las superabuelas.

Balbina, a muller macroondas

Esta señora es conocida como A carabela, pero en el colegio de Fontiñas, donde se encuentra el mural, la rebautizaron como Balbina. Esta superabuela llevaba toda su vida despellejando pollos, por lo que desarrolló el poder de hacerlos levitar y darles un asado exprés a base de ondas de calor que emite por los ojos cual Superman. 

Fina de Carballo, a muller nitromón

Otra de las superabuelas se encuentra en Carballo, la capital de la comarca de Bergantiños. Ésta es zona de patatas y hasta tienen una variedad propia, la fina de Carballo. Sabiendo que el tubérculo tenía que ser el tema central del mural, el artista imaginó recrear un Obélix, solo que sustituyendo el menhir por una patata gigante. Tenía la idea, pero necesitaba una modelo, por lo que volvió a recurrir a la abuela de un amigo. En una de las charlas con Elisa, que así se llamaba la señora, le habló del nitromón haciendo referencia a los químicos que mejoraron la producción agrícola en Galicia. Su Obelisa le había dado el nombre para su nuevo mural. 

A cortesa de Cambre, a muller acróbata

El siguiente mural representa la vuelta a casa del hijo pródigo, ya que se encuentra en su Cambre natal. Para la obra eligió a una vecina del pueblo (y abuela de una amiga) que había tenido el bar O novo. Lo habían montado con lo que ahorraron después de varios años trabajando en Inglaterra (un de los muchos ejemplos de emigrantes gallegos que retornan y montan un negocio con lo que han conseguido ahorrar). En la terraza todavía acumulaba numerosas bombonas que había utilizado en el negocio. Descartó la idea que tenía en la cabeza y se la imaginó bajando la cuesta de su casa sobre una bombona y con otra en la mano.

Claudina, a ninja das olas

Este mural se encuentra en Muxía, en plena Costa da morte. Para darle una temática marinera eligió a Claudina, quien trabajó yendo al percebe desde los 15 hasta los 65 años. La imaginó corriendo y saltando entre las rocas como Naruto, el ninja protagonista de un famoso manga. La raspa, la herramienta que se usa para sacar el percebe, la pintó de dorado (aunque ahora está en color gris). Cuando un compañero de faena le dijo que le había puesto la raspa de oro, Claudina contestó: de ouro era, que moitos cartos me deu (de oro era, que mucho dinero me dio).

 

Carmen da depuradora, Lady Falcón

El marido de Carmen trabajaba en la casa de la depuradora de agua, y cuando se jubiló ambos se trasladaron a un piso frente a la misma depuradora. Por todo ello en As Pontes, donde se encuentra el mural, se la conoce como Carmen da depuradora. Joseba la subió a un depósito de agua (el depósito bicolor que aún se puede ver en muchas casas gallegas), y le colocó un cesto lleno de amanitas muscarias, ya que As Pontes es zona de setas.

 

Regreso a foliada II

Nuestra siguiente parada es en el instituto de Baio (Zas). El director quería un mural que representase la música tradicional. Joseba contactó con las Pandereteiras de Muíño, mujeres de una parroquia del ayuntamiento conocida por su música tradicional, con numerosos bailes y cantes de cosecha propia. Antiguamente eran famosas las ruadas, quedadas los domingos para cantar y bailar, y en la que se iba uniendo la gente del lugar. En el mural representó a Lelucha volando encima de una pandereta como Mcfly en el aeropatín de Regreso al futuro II (y de ahí el guiño en el nombre del mural), y a María planeando sobre dos panderetas como el duende verde

 

As cazalumes, brigada do machado

Nos dirigimos a O Couto, en el ayuntamiento de Ponteceso, para contemplar una llamada a la concienciación vecinal contra los incendios. Muchas veces no se respetan las medidas de precaución contra los incendios, como que no pueda haber eucaliptos (eucalyptus) a menos de 50 metros de las casas. Si ves algún caso así puedes marcar el árbol con una x roja y Nieves, Paqui y Flora aparecerán para cortarlo.

 

Soledad, a Poppins do Sar

La nieta de Soledad es quien cuenta la historia de su superabuela. Fue quien le enseñó el feminismo de fouciño, como cuando intentaron abusar de ella durante la siega y se defendió con lo único que tenía a mano, una hoz. También cuenta como, cuando se casó, cargó las ventas para su nueva casa sobre su cabeza durante 13 km, de Ordes a Cabaleiros. Su último superopoder, y el que inspira al artista, era usado cuando ya vivía en Santiago. Soledad, gracias a su increíble manejo del paraguas, llegaba a casa de hacer la compra siempre seca, por mucha tormenta que hubiese (y eso en Santiago es un superpoder que ríete tú de los de Los vengadores).

 

Lola de faya, o ciclón de Buño

El siguiente mural se realizó en Santa Cruz de Oleiros para celebrar el XXV aniversario de la feria Alfaroleiros. Para la modelo Joseba eligió a Lola, quien había sido su maestra en el arte de trabajar el barro. Lola tiene su taller en Buño (Malpica), un pueblo de larga tradición alfarera. Allí todavía podemos encontrar numerosos maestros artesanos y hasta un museo sobre la tecnología y la forma de vida de los oleiros

 

Amparo, a reposteira dos montes

Este mural se encuentra en Navia de Suarna, donde vive Amparo. Cuando de niña llevaba los animales a pastar su padre le decía que si veía un oso no se asustase y le dejase paso. Ya casada y con tres hijos se trasladó a Navia y montó una panadería, aunque su mayor placer era bailar. El artista juntó los tres conceptos y pintó a Amparo con unos auriculares al cuello ofreciéndole chulas a un oso. 

 

Carmen a Zoca, a muller bivalvo

La última creación de Yoseba Mp se encuentra en Arcade. Carmen trabajó como mariscadora toda su vida. Con 11 años ya ayudaba a su madre recogiendo almejas. A pesar de no haber sido escolarizada era buena con los números y en el 58 empezó a compaginar su trabajo de mariscadora con el de comerciante (compraba el marisco a sus compañeras para revenderlo a los distribuidores). Siguió yendo a la almeja después de su jubilación, pero una pequeña multa por furtiva, ya con 70 años, terminó con lo que era su pasión. En el mural aparece representada con un cesto lleno de almejas y sobre una concha cual Nacimiento de Venus de Botticelli. 

 

El siguiente mural está programado para otoño del 2020 en Vigo, y morimos de curiosidad por verlo.

*Todas las fotos fueron cedidas por Joseba Muruzábal.

Etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Comentarios
  1. Responder

    Aitor

    Variación #28 mayo, 2020 de 16:51

    Que entrada mas chula, no teníamos ni idea de estos murales. recientemente hemos publicado dos rutas interesantes de murales_ Vitoria-Gasteiz y en Romangordo.
    Tenemos apuntados mas murales para visitar, este año que no perderemos nuestro vuelo internacional,nos quedaremos en España y visitaremos si o si Galicia.
    El link de esta entrada está en favoritos guardada ya

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #28 mayo, 2020 de 16:56

      Muchas gracias! Pues cualquier duda que tengáis ya sabéis donde estamos. Y si os pasáis por Santiago podéis avisar y os hacemos una ruta por la Capital da Galiza. Un saludo!

  2. Responder

    jordi (milviatges)

    Variación #30 mayo, 2020 de 21:20

    Espectacular este reportaje. Lástima que no estén todos en el mismo pueblo, porque resulta un poco difícil poderlos visitar si no eres de Galicia, pero me ha parecido un homenaje excelente a todas las abuelas gallegas y una inicitiva preciosa de Yoseba MP.

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #1 junio, 2020 de 09:50

      Totalmente de acuerdo, es una iniciativa preciosa. Aunque no se encuentren todos juntos siempre se puede aprovechar la visita a un lugar para acercarse a uno de ellos, que merece mucho la pena. Un saludo.

  3. Responder

    Olga

    Variación #31 mayo, 2020 de 00:49

    Qué pasada de murales. Desconocía por completo su existencia, pero me parece una iniciativa fabulosa para homenajear a las maravillosas abuelas galletas. Queda anotado como imprescindible para cuando visitemos la zona. Gracias!

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #1 junio, 2020 de 09:52

      Ya nos contarás cuando visites alguno. Un saludo y gracias a ti por leernos.

  4. Responder

    Viajar y Otras Pasiones

    Variación #31 mayo, 2020 de 01:10

    ¡Enhorabuena por el post!
    No conocía los murales de las superabuelas pero, en cuanto he empezado a leer (¡vaya introducción tan bonita has escrito!) me he enganchado y ahora muero por ver la obra de Yoseba M.P. Nos parece súper original y muy emotiva.
    Va a ser un poco complicado ver todos los murales en el mismo viaje, pero cuando volvamos a Galicia intentaremos planear la ruta de modo que podamos ver al menos un par. El de Balbina nos parece súper original, y el de Claudina no me puede recordar más a Galicia. Aun así, mi preferido es el de Soledad, tanto por su historia como por relacionarlo con Mary Poppins.
    Muchas gracias por este post y, con tu permiso, se lo paso a una amiga que vive en Coruña. ¡Un abrazo!

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #1 junio, 2020 de 09:56

      Me encanta que cada uno elija su favorito. El de Soledad es muy especial, pero el de Lola nos resulta muy especial, ya que en la carretera de Coristanco a Coruña, que es la que utilizaba para ir a la universidad, podía ver a las mujeres vendiendo sus grelos o sus patatas. Un saludo y gracias por comentar!

  5. Responder

    Kris

    Variación #31 mayo, 2020 de 13:57

    ¡Que ruta tan estupenda siguiendo estos murales de las superabuelas! Sin duda este street art tan particular tiene que darse a conocer porque además de ser un homenaje a estas abuelas, también lo es a las tradiciones de la tierra. Todas me parecen geniales, pero esa sonrisa de Lady Falcón me parece tan entrañable, ahí subida contemplando el mundo, un mundo seguro muy diferente al que vivió en su juventud. Seguro que para todas ellas, verse ahora así reflejadas debe ser un regalazo.

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #1 junio, 2020 de 09:58

      Alguna, supongo que por vergüenza, renunció a última hora y hubo que sustituirlas, pero las que al final fueron pintadas seguro que se muestran muy orgullosas. O su familia, como el caso de Soledad. Un saludo.

  6. Responder

    Rubén

    Variación #5 junio, 2020 de 09:44

    Qué bonito post y qué ciertas las palabras que usas para describir a las abuelas gallegas, siempre con su mandil y pensando en trabajar y dar amor a sus nietos. La figura de los abuelos es súper importante y me encanta esta iniciativa de los murales de las superabuelas, yo vivo en Santiago y siempre paso delante de la Mary Poppins gallega y me fascina siempre. Cuándo vuelvo de viaje, es la forma de saber que estoy en casa de nuevo. Felicidades por un gran trabajo. Un abrazo

  7. Responder

    Maruxaina Bóveda

    Variación #5 junio, 2020 de 11:28

    Me ha encantado. Felicidades por el post. Sólo conocía el mural de Ordes y ya tengo ganas de hacer una ruta por el norte para conocer el resto. Muy fan de la historia (feminismo de fouciño) y el mural de Soledad.
    Es un homenaje precioso y muy muy merecido porque las Abuelas Gallegas son de otra pasta. Yo tengo la gran fortuna de tener aún a mi súper abuela, que a sus 91 años sigue dándonos lecciones de vida y superación. Está deseando que abran las fronteras para ir a disfrutar del bacalao y nuestros domingos en Portugal 🙂
    ¡Con ganas de ver el trabajo de Yoseba MP en Vigo!

DEJA UN COMENTARIO