Senderismo

Ruta por la Fervenza do Toxa

en
26 agosto, 2020

Hoy volvemos a realizar una ruta de senderismo. Esta vez nos vamos hasta el ayuntamiento de Silleda (Pontevedra) para realizar la Ruta por la Fervenza do Toxa, un recorrido que pasa por la citada cascada y por el Monasterio de Carboeiro

El recorrido se identifica con el Sendero del Deza, solo que lo continuamos por el sur para hacerlo circular. La ruta nos llevará algo más de 5 horas, por lo que madrugando lo podemos terminar antes de comer, pero lo aconsejable es llevar tiempo y pasar el día conociendo los atractivos naturales y arquitectónicos que nos vamos a encontrar a lo largo del camino.

Sistema fluvial Ulla-Deza

Antes de empezar la ruta queremos hablaros de la zona donde nos encontramos, y para ello debemos comenzar explicando la importancia del río Ulla. El tercer río más largo de Galicia (solo por detrás del Miño y el Sil) nace en la provincia de Lugo, ejerce de frontera natural entre las provincia de A Coruña y Pontevedra, y acaba muriendo en la ría de Arousa. A su paso por el centro de Galicia, junto a su afluente el río Deza, forma el Sistema fluvial Ulla-Deza, unas 1.633 hectáreas, incluido en la Red Natura 2000 nombrado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

La ruta

Para comenzar la ruta aparcamos en la aldea de Merza. También se puede aparcar en el entorno de la cascada o del monasterio, pero preferimos repartir los principales atractivos turísticos a lo largo de la caminata. 

Con el coche aparcado comenzamos a caminar hacia la Fervenza do Toxa. Poco después de salir de Merza nos adentramos en una arboleda y llegamos al río Deza, el cual cruzamos por un puente de hierro.

 

senda deza

Primeros pasos en la Ruta por la Fervenza do Toxa

 

Fervenza do Toxa

Poco después llegamos al principal atractivo de la ruta, la Fervenza do Toxa. Este salto de agua tiene una altura de unos 30 metros, lo que lo convierten en la cascada más alta de Galicia (en caída libre). El agua que cae es la del río Toxa, uno de los afluentes del Deza y quien da nombre a la cascada.

EL primer encuentro con la cascada es desde su base, ya que el camino lleva hasta la gran poza que crea. Esta es la vista que más nos gusta de la Fervenza do Toxa, pero todavía nos queda una sorpresa.

 

fervenza toxa

Fervenza do Toxa

 

Volviendo sobre nuestros pasos y tomando el camino que nace a mano izquierda comenzamos el ascenso que nos lleva al mirador. Pasamos por una zona de aparcamiento, ya que hay un gran espacio habilitado para los que quieren llegar hasta aquí en coche. Llegamos así a un par de miradores para disfrutar de la cascada y de la Comarca do Deza.

 

Mirador Fervenza da Toxa

Mirador Fervenza do Toxa

 

Ahora viene una tramo menos interesante, ya que la mayoría es de camino asfaltado. Pasamos por varias aldeas y por una central eléctrica antes de adentrarnos en el Monte Carboeiro. Comenzamos a descender y a través de un claro del bosque descubrimos el Monasterio de Carboeiro.

 

Mosteiro de Carboeiro

Monasterio de Carboeiro

 

Monasterio de Carboeiro

Llegamos hasta la entrada del Monasterio y pagamos 1,5 € por la entrada, un dinero que contribuirá en su rehabilitación. También hay visitas guiadas con reserva previa.

El monasterio fue construido en el siglo X por los Condes de Deza. Vivió su apogeo entre los siglo XII y XIII, cuando gozaba de influencia, poder y numerosas propiedades. Su decadencia comenzó en el siglo XVI, cuando pasa de abadía a priorato dependiente de San Martín Pinario, y termina con la desamortización de Mendizábal, cuando es abandonado. Desde hace unos años se encuentra en un lento proceso de rehabilitación.

Lo primero que hacemos al entrar es visitar la exposición fotográfica del monasterio. Aquí vemos cómo se encontraba el cenobio antes de la reconstrucción y cómo fue la restauración que recuperó este edificio tardorrománico.

 

Exposición Carboeiro

Exposición Carboeiro

 

Mientras nos dirigimos a una de las puertas del monasterio podemos ver el horno que utilizaban los monjes para cocinar. En el recinto se encontraba otro, más grande, que alquilaban a los vecinos.

 

Horno de Carboeiro

El horno que utilizaban los monjes con la portada del monasterio al fondo

 

Una vez dentro de la iglesia vemos la típica disposición de cruz latina con 3 naves. En los laterales vemos unas escaleras que bajan a la cripta. Esta se construyó para salvar el desnivel del terreno.

 

Iglesia Carboeiro

Iglesia Carboeiro

 

Se puede subir a lo alto de sus tres torres, donde veremos desde el recinto interior del monasterio hasta los bosques que lo rodean.

 

monasterio carboeiro

Recinto interior del monasterio

 

Salimos de la iglesia pero todavía no termina nuestra visita al monasterio. Rodeándolo se encuentra la Senda Botánica de Carboeiro.

 

Senda Botánica Carboeiro

 

Se trata de un paseo circular de 1 kilómetro donde podemos ver las construcciones empleadas por los monjes en su día a día, como el palomar y el molino; y disfrutar del entorno natural del monasterio. Muchas de las plantas y árboles que nos encontramos tienen un panel informativo que nos explica de qué variedad se trata y sus propiedades. 

 

Palomar de Carboeiro

Palomar de Carboeiro

 

Ponte do Demo

Dejamos atrás el monasterio y continuamos hasta llegar al Ponte do Demo, nombre que hace alusión a una leyenda sobre la construcción del monasterio:

Los monjes veían como la construcción del monasterio avanzaba muy lenta debido a la falta de dinero, así que uno de ellos, el monje Ramón, alcanzó un trato con el demonio: este construiría el cenobio entre ese mismo viernes y el domingo. A cambio se llevaría las almas de los que muriesen entre la misa del domingo y las vísperas.  El domingo por la mañana Ramón vio el más hermoso monasterio jamás construido. Los fieles fueron entrando y se celebró la misa, pero cuando acabó no dejó que nadie abandonase la iglesia y empezó a celebrar vísperas. El demonio, al enterarse del engaño, intentó entrar en el edificio, pero el monasterio contaba con un milagroso salterio, el Ciprianillo, capaz de espantar al mismísimo diablo. Tuvo que marcharse prometiendo una venganza que llegaría muchos años después, cuando el obispo de Toledo mandó trasladar el salterio. Cuando se enteró, el demonio regresó y desató tal tormenta que dejó en ruinas el monasterio.

Muy cerca del puente se encuentra el Área Recreativa de Carixa, que cuenta con un par de piscinas y una playa fluvial.

 

Ponte do Demo

Ponte do Demo

Ya solo nos queda el camino hasta Merza para completar la Ruta da Fervenza do Toxa. En total han sido unos 17,5 kilómetros (el track se corta un poco antes) en este recorrido circular por dos de los principales atractivos de Silleda. Esperamos que os haya gustado y nos vemos en la próxima ruta.

Powered by Wikiloc

Etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO