Galicia Senderismo

Ruta por los molinos de Esmelle

en
26 octubre, 2020

¿Sabes qué hizo Merlín cuando dejó de prestar sus servicios a Arturo? Se retiró en Galicia, más concretamente en Esmelle (la selva de Esmelle). En esta aldea de Ferrol hay buenas rutas de senderismo y una playa perfecta para la práctica del surf, así que hasta allá nos fuimos para recorrer la Ruta por los molinos de Esmelle siguiendo los pasos de Merlín. 

Cómo llegar

Para comenzar la ruta dejamos el coche en el aparcamiento de la playa de Esmelle, a unos 20 minutos de Ferrol.

El Valle de Esmelle

Esmelle se sitúa en un pequeño valle que forman varios regatos que desembocan en la playa de Esmelle. Este arenal es uno de los más impresionantes de Ferrolterra (y eso es mucho decir), con su laguna y su conjunto dunar.

En el valle se viene desarrollando un gran trabajo de rehabilitación de su patrimonio etnográfico, el Proxecto Esmelle. La iniciativa parte de sus vecinos, que con jornadas de trabajo voluntario han conseguido rehabilitar gran parte de las construcciones que veremos a lo largo de la ruta.

Investigando en la página del Proxecto Esmelle descubrimos que hay tres rutas por la zona: la de los Sentidos, de 3 km; la de los Muíños de Esmelle, más completa que la anterior y circular; y la de Poza da Lagoa, que sube hasta el mirador de Pedrouzo. Nosotros mezclamos estas dos últimas rutas para en unos 17 km no perdernos ninguno de los encantos de Esmelle.

Rutas de Esmelle

Ruta dos Sentidos, Ruta da Poza da Lagoa y Ruta dos Muíños de Esmelle

 

La ruta

Comenzamos en el aparcamiento de la playa. Salimos directamente hacia el arenal y nos adentramos en él por una pasarela de madera. Al llegar al final podremos ver la playa de San Xurxo en todo su esplendor. Este es un paraíso para hacer surf, por eso en el aparcamiento vemos varias furgonetas con surfistas preparándose para empezar el día.

Playa San Xurxo

Playa de San Xurxo

 

Cruzamos la playa y nos adentramos en el valle. Remontamos el rego de San Xurxo y comenzamos a ver los molinos, varios de ellos rehabilitados. El primer ejemplo es el Muíño do Ferreiro, construido en el siglo XVI y el más grande de los que hay en el valle. 

Muíño do Ferreiro

Muíño do Ferreiro

 

Seguimos el curso del río y vamos viendo más molinos, algunos mejor conservados que otros. Hacemos un alto en el camino cuando llegamos al Muíño das Salgueiras. Este, también del siglo XVI, pertenecía a varias familias, que molían en turnos. Estos molinos eran conocidos como atandados

Muíño das Salgueiras

Muíño das Salgueiras

 

Pero no todo son molinos. Siguiendo el sendero llegamos al Lavadoiro da Fonte do Conde, también rehabilitado por los vecinos. Y si subimos por el camino que sale a su derecha llegamos al Muíño da Lavandeira.

Lavadoiro da Fonte do Conde

Lavadoiro da Fonte do Conde

 

Es ahora cuando abandonamos la ruta dos sentidos (o la ruta dos muíños, que comparten esta parte del trazado) para subir hasta el mirador de Pedrouzo. Una vez arriba nos subimos a un antiguo bunker que formaba parte de las baterías de costa del Golfo Ártabro. Desde aquí tenemos una panorámica de la playa de San Xurxo (aunque algo tapada por la vegetación) y del cabo Prior. En la parte más alta hay un panel informativo con un mapa para situarnos y saber qué es lo que estamos viendo.

Mirador do Pedrouzo

Vistas de la playa de San Xurxo y del cabo Prior

 

Emprendemos el camino de bajada, quizá la parte más aburrida de la etapa. Después de 2 kilómetros y medio llegamos hasta la Fonte de Evarista. Esta fuente, al igual que el lavadero cercano, se nutre de un manantial próximo situado en unos túneles, por lo que se considera una fuente de mina.

Fonte de Evarista

Fonte de Evarista

 

Un poco más adelante se encuentra la iglesia de San Xoán de Esmelle. una pequeña capilla de finales del XVIII situada al lado del cementerio de la aldea. 

Iglesia de San Xoán de Esmelle

Iglesia de San Xoán de Esmelle

 

Y unos pocos metros más adelante llegamos a la parada para comer. Junto a otro de los molinos de la ruta, el Muíño dos Otero, encontramos varias mesas y bancos de madera. Pero además encontramos un cartel que nos llama la atención…

Muíño dos Otero

Muíño dos Otero

 

Y es que, como os comentábamos al principio, la Selva de Esmelle fue el lugar elegido por Merlín para su estancia en Galicia. O eso es lo que nos cuenta Álvaro Cunqueiro en su Merlín e familia

Quizá mejor que decirla fuera pintarla, la selva de Esmelle, que cae a mano derecha viniendo a este reino por la banda de León. 

Así comienza la novela de Cunqueiro que sitúa a Merlín en estas tierras, y aldea nos lo recuerda con una monumento del mago.

merlín esmelle

 

Ya hemos sobrepasado la barrera de los 10 km. Llegamos a un cruce en el que después continuaremos por la derecha, pero en el que ahora giramos a la izquierda para llegar al Xardín da Pepa. Nos puede la curiosidad y avanzamos hasta cruzar un puente de madera. Llegamos así a un terreno de una hectárea que fue cedida a la asociación Valle de Esmelle. Antiguamente era un bosque de ribera con especies autóctonas, pero en los años 50 se cortaron estos árboles para sustiurlos por eucaliptos. Ahora la asociación se encarga de reforestar el terreno con robles, cerezos, abedules, fresnos, castaños…

 

Desandamos el camino y continuamos el sendero. A la altura del kilómetro 12,5 llegamos al Castro de Esmelle, que se sitúa a nuestra derecha, pero que permanece sin excavar. 

Hacemos una última parada para ver el molino de Rioxunto y recorremos los últimos metros de la ruta hasta volver al aparcamiento. En total han sido casi 18 km de ruta disfrutando de la naturaleza del valle, descubriendo los antiguos molinos de la aldea y la relación de Esmelle con Merlín y Cunqueiro. ¡Hasta la próxima ruta!

Powered by Wikiloc

Etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Subida al Monte Louro

3 diciembre, 2020

Adega Moraima

20 noviembre, 2020

Visita a la bodega Vía Romana

11 noviembre, 2020

DEJA UN COMENTARIO