Costa da Morte Galicia Senderismo

Ruta por los Penedos de Pasarela e Traba

en
17 junio, 2020

 

Los Penedos de Pasarela e Traba forman uno de los lugares más espectaculares de la Costa da Morte. Los penedos (roca grande que sobresale en la tierra o en el mar) son formaciones graníticas que la erosión moldeó dando formas tan curiosas como un camello, una esfinge o un tiburón. Este museo al aire libre ocupa más de 200 hectáreas y el acceso es gratuito. 

Al visitarlas no pudimos evitar la comparación con la Ciudad Encantada de Cuenca, pero ésta está formada por rocas sedimentarias, y los penedos por ígneas plutónicas, que se formaron a 24 kilómetros de profundidad durante la orogenia varisca. 

Desde hace siglos despiertan el interés de la gente. En 1835 el Instituto Geológico y Minero de España declaró Formas Singulares a los Penedos, y poetas como Eduardo Pondal o Evaristo Martelo Paumán le dedicaron algunos versos, como éste que Pondal escribió en 1886:

Penedos de Pasarela,

cando vos vexo, penedos

suspiro de amor por ela

Estas formaciones también fueron objetivo de la prosa de Otero Pedrayo, y el geólogo laxense Isidro Parga Pondal las incluyó en su Mapa Geológico de Galicia, denominando su granito rosa como granito tipo Traba o Pindo. Más recientes son las declaraciones de Manuel Rivas, quien para defender los penedos afirmó que, de haberlos conocido, Henry Moore quedaría sin habla y Chillida seguramente se dedicaría a otra cosa.

Pero toda esta admiración no fue suficiente para proteger los Penedos. En 1997 una asociación cultural, Adiante Soneira, denunció la apertura de una cantera ilegal. Lograron paralizarla, pero en 2006 una empresa intentó abrir otra en la zona. El alcalde de Vimianzo de la época tenía especial interés en que se estableciera la cantera y dejó frases como: “Las piedras son piedras, las piedras no se comen. El paisaje no da puestos de trabajo”. El alcalde serviría de inpisración para Brinco, un personaje de la novela de Manuel Rivas Todo é silencio (Ed. Xerais 2010), que copió la denigrante frase “Las piedras no son más que piedras”.

Ante las protestas vecinales, la Consellería de Medio Ambiente encargó un estudio a un equipo de la USC (Universidad de Santiago de Compostela), y en virtud a éste, declaró el lugar como Paisaje Protegido (a día de hoy solo el Valle del río Navea¹ comparte esta distinción en Galicia).

 

La ruta

Para encontrar todos los penedos y trazar la ruta y dividirla en zonas hemos seguido la Guía dos Penedos de Pasarela e Traba, de Lema y Mouzo². Esta ruta va por el interior del conjunto para intentar ver todas las formaciones, aunque debido a la vegetación no todas son visibles. Hay otras rutas más asequibles que van por pistas forestales, se adentran para ver alguna formación y vuelven a salir, pero nosotros quisimos seguir una ruta más auténtica

 

Mapa de los Penedos de Pasarela e Traba

Comenzamos la ruta en Pasarela, una aldea perteneciente al ayuntamiento de Vimianzo. En esta aldea encontramos Casa Paco, un bar con zona de aparcamiento y muy próximo al panel informativo que da inicio a la ruta. Éste se encuentra muy deteriorado, pero nos da una idea de lo que podemos ver por la zona.

Zona 1

El primer kilómetro y medio transcurre por pistas forestales, hasta que encontramos un sendero a la izquierda con un cartel que nos indica los primeros Penedos. La primera roca que podemos ver es A Cachucha, la más alta de las primeras que veremos con 208 metros. Lo siguiente que vemos son los cortes efectuados en 1997 por la empresa de granito, por lo que se bautizó a la roca como A ferida (la herida). Al fondo podemos ver una gran piedra que llaman O barco, ya que tiene un parecido a la proa de un buque.

A cachucha

A cachucha

 

Volvemos sobre nuestros pasos y tomamos un desvío a la izquierda para realizar nuestro primer ascenso. De camino pasaremos por dos de los Penedos, O cantor y O camelo, por su parecido con una persona cantando y un camello respectivamente.

O Cantor

O Cantor

 

Seguimos ascendiendo por el camino y llegamos a una elevación rocosa donde encontramos numerosos peñascos. Podemos ver O tiburón, O fígado y una piedra multiforme que depende de qué lado la mires podrás ver una mano o una gaviota. A lo lejos podemos ver la formación que llaman O pato, y también nuestro punto de partida, la aldea de Pasarela.

Piedra multiforme por la cara de la gaviota

 

Por aquí también se encuentran otras rocas como O coello o el Paiaso triste, pero no descubrimos un camino despejado para acceder a ellos.

Zona 2

Esta zona de transición comunica los primeros penedos con los que rodean la Galla da Pena Forcada. Todas las rocas quedan a nuestra derecha, pero la vegetación dificulta mucho verlas. Pudimos distinguir O bolo solto y A bita, pero el resto quedaron ocultos. Al final del camino llegamos a O magrebí, que delimita el área.

O magrebí

O Magrebí

Zona 3

Seguimos el camino recto y llegamos a la siguiente zona de formaciones (en el libro la citan como zona 4). Lo primero que veremos será Bolo fendido, que dejaremos a mano izquierda (también a mano izquierda se encuentra O mocasín, pero no logramos verlo).

O Bolo Fendido

 

Seguimos recto y llegamos a la Pedra Cabalgada. Justo antes hay un camino a mano izquierda que debemos tomar para subir y apreciar dos rocas. La primera que vemos es O Orante, y la siguiente A Osa. Aquí podemos apreciar los postes de unos carteles informativos, pero éstos han desaparecido. 

A Osa

A Osa

 

Seguimos el camino en un continuo sube-baja y llegamos hasta A Zafra do ferreiro, por si similitud con un yunque. Esta roca es la misma que la de A osa, solo que presenta dos formas bien diferenciadas según de donde las miremos. 

A Zafra

 

La siguiente piedra tiene dos nombres: A Esfinxe, por su similitud con una esfinge egipcia, o A Dama da Costa da Morte, un nombre mucho más poético para esta formación. 

A Esfinxe

A Esfinxe

 

La siguiente roca es la cumbre de los Penedos de Pasarela e Traba. Desde 258 metros de la Galla da Pena Forcada podemos ver A cachucha en el sur, a Torre da Moa al norte y el Pico de Meda al este, el punto más alto de toda la comarca con 565 metros. Además esta roca marca el límite entre los ayuntamiento de Vimianzo y Laxe, por lo que las rocas que veremos a partir de ahora pertenecen a éste último. 

Galla da Pena Forcada

Galla da Pena Forcada

 

Bajamos de la roca y bordeamos las dos siguientes formaciones. Se trata de O Sapoconcho, ya que podemos ver la forma de una tortuga en la parte más alta, y O Coloso.

O Sapoconcho

O Sapoconcho

Zona 4

Continuamos caminando hacia el norte y llegamos a un cruce donde el camino de la izquierda será el que utilizaremos en nuestro regreso a Pasarela. Aquí, también a nuestra izquierda, se encuentran varias formaciones, pero debido a la intensa vegetación no pudimos verlas. Gracias al libro referenciado sabemos que aquí están Fraga/o Moai, O Bolo Solto, O Berrón y A Dama-O Bico

 

Zona 5

Seguimos hacia el norte y llegamos a un cruce a la izquierda. Aquí vemos un cartel que nos indica la dirección para subir a la Torre da Moa. La subida puede ser un poco exigente, pero hay habilitadas cuerdas para ayudarnos tanto en la subida como en la bajada. Debajo de la gran roca se encuentra A Cova dos Mouros, legendarios antepasados que serían quien la habrían construido y de la que saldría un pasadizo que llevaría hasta la Lagoa de Traba.

Torre da Moa

 

Si finalizamos la subida llegaremos a la cumbre de la Torre da Moa, o A Aguieira, como también se la conoce. Aquí encontramos un mirador natural desde el que podemos ver el Valle de Traba, con la laguna y la playa al fondo. La playa es una de las más largas de Galicia (unos 3 kilómetros), y la laguna forma parte de una importante reserva natural. Cuenta la leyenda que bajo sus aguas se encuentra la ciudad de Valverde. También se apunta a que aquí arriba pudo estar una de las tres Aras Sestianas, altares que el cónsul romano Sestio mandó construir en honor al emperador Augusto. 

Lagoa de Traba y Playa de Traba vistas desde la Torre da Moa

 

Desde aquí también se pueden ver otras rocas como O Porco o O Can Enfurruñado, y si damos la vuelta a la Torre llegaremos hasta la Capela dos Mouros, donde se encuentran restos de los muros de una construcción probablemente medieval. 

Zona 6

Emprendemos el camino de regreso, así que volvemos sobre nuestros pasos y tomamos el cruce a la derecha del que os hablamos en la zona 4. El camino acaba en una carretera por la que tendremos que andar un rato en dirección sur. Este es el tramo más peligroso porque no hay arcén, así que deberemos ir atentos a los coches y arrimarnos lo más que podamos a la izquierda. 

Gran Penedo das Milleiras

Llegamos a un cruce donde tomamos la pista forestal a mano izquierda. Llega un punto donde a nuestra izquierda vemos el Gran Penedo das Milleiras. Desde aquí también sale un camino que se interna en los penedos. Lo tomamos e intentamos llegar hasta las Formas Zoomórficas, pero el camino estaba impracticable y tuvimos que desistir. Lo bueno es encontramos un camino que discurre entre árboles hasta Pasarela, por lo que no tuvimos que volver a la senda forestal.

 

Y así terminamos la ruta. Nos ha gustado mucho, solo esperamos que se avance en la protección y explotación turística de los Penedos de Pasarela e Traba como marca la resolución de Paisaje Protegido.

Track de la ruta

 

¹ www.turismo.gal/que-visitar/espazos-naturais/paisaxes-protexidas?langId=es_ES

² Lema, X.Mª. y Mouzo, R., (2015) Guía dos Penedos de Pasarela e Traba. Viamianzo, España: Deputación da Coruña.

Etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Comentarios
  1. Responder

    JOSE D.

    Variación #18 junio, 2020 de 23:57

    Una ruta muy chula e ideal para estirar las piernas después del confinamiento. Además nos ha encantado ver que la ruta por los penedos es circular, que siempre tiene más gracia. Desde la playa tienen que ser una vista impresionante ¿no?

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #19 junio, 2020 de 08:48

      Sí, desde la playa ves el valle de Traba y como las montañas se ciernen sobre él. Las rutas circulares lo bueno que tienen es que no tienes que desplazar dos coches o llamar un taxi para volver al inicio, que hace que te replantees la ruta. Intentamos que todas las rutas que hacemos sean circulares, pero si alguna es lineal y merece mucho la pena…

  2. Responder

    Maruxaina Bóveda

    Variación #19 junio, 2020 de 09:02

    Hola Rafa,
    No conocía la ruta y me ha encantado. Cuántas historias deben saber esas piedras…
    La Pedra Cabalgada me ha recordado a la que vimos en el Monte Pindo cuando visitamos Ézaro.
    Gracias por la información sobre el lugar, como dices ojalá se mantenga zona protegida. Soy muy de piedras (personaje debe ser el alcalde de Vimianzo, ¿no? así que ya he anotado el libro de Rivas 😉
    ¡Saludos!

    • Responder

      Viajando el Mapa

      Variación #19 junio, 2020 de 09:09

      Creo que los Penedos tienen el mismo origen que el Monte Pindo, de ahí el parecido. Cuando miramos el corto plazo en vez del largo pasan estas cosas. Si hubiesen permitido la mina posiblemente ya hubiese cerrado, y el lugar sería un páramo. Hoy, sin embargo, el lugar es un recurso turístico y lo será por muchos años más.
      ¡Un abrazo compañera!

  3. Responder

    Kris

    Variación #21 junio, 2020 de 11:02

    Si es cierto que estos penedos recuerdan a la Ciudad Encantada, pero mi desconocimiento en geología es absoluto, así que gracias por descubrir las diferencias entre unas rocas y otras. Es un lugar este de la Costa da Morte del que no había oído hablar y la verdad es que me parece una ruta diferente y singular en busca de gaviotas o tortugas de piedra. Y las vistas, parecen espectaculares. Gracias por descubrirnos un nuevo lugar de nuestra geografía.

DEJA UN COMENTARIO